Baja de peso, moldea y tonifica

¿Que es la Cavitación?

 La cavitación es conocida como la liposucción sin cirugía, es una técnica no invasiva utilizada para moldear el cuerpo, reducir centímetros y eliminar la celulitis. Se logran resultados altamente satisfactorios en la reducción del volumen de la celulitis, desde las primeras sesiones, notándose de igual manera menos centímetros. La remodelación del cuerpo tiene con resultados visibles casi desde la primera sesión, recordar siempre que los cuerpos son distintos y reaccionan de forma diferente. El mecanismo que utiliza la cavitación es el ultrasonido (US).

Según la RAE el Ultrasonido  se define como “sonido cuya frecuencia de vibración es superior al límite perceptible por el oído humano. Tiene muchas aplicaciones industriales y se emplea en medicina”.

La emisión de ultrasonidos se realiza con un aparato médico que se aplica sobre la superficie de la piel.  El US Trabaja con ondas de baja frecuencia controlada generando cambios de presión en el tejido intersticial del tejido graso. Estas ondas de baja frecuencia y potencia crean una rápida disminución y aumento de presión, provocando un efecto de deformación controlada de las células adiposas, llevándolas a lo que se llama resonancia acústica, lo que genera la destrucción de sus membranas plasmáticas sin afectar vasos sanguíneos, nervios u otras estructuras. Se generan micro-burbujas que primero impresionan y más tarde estallan. Esta sobrepresión destruye las células grasas. La grasa depositada en los adipocitos se encuentra en forma de triglicéridos (TG), moléculas conformadas por glicerol (G) y ácidos grasos libres (AGL). Cuando la membrana del adipocito se rompe por efecto del ultrasonido, los TG son liberados al espacio extracelular. En este espacio una enzima, la lipoprotein lipasa, metaboliza los TG en G y AGL. Los AGL se unen a albúminas y el glicerol (hidrosoluble) entra en la circulación y de esta manera van hasta el hígado en donde una parte son metabolizados y usados en diferentes procesos metabólicos y para consumo energético requerido por el organismo y la ora parte es eliminada por la orina. Posteriormente se obtiene el efecto de reducción deseado.

El ultrasonido es muy selectivo, permitiendo concentrarse en las células grasa y moléculas de triglicéridos, asegurando que el objetivo afectado es el tejido adiposo subcutáneo y no otro.

El ultrasonido mejora la microcirculación a nivel de tejido adiposo, mejorando la apariencia de la celulitis y disminuyéndola. “Algunos investigadores aseveran que el ultrasonido podría aumentar la permeabilidad a nivel celular, permitiendo así la activación en las células de las fosfolipasas, que son enzimas responsables de la degradación de los fosfolípidos”.

El tejido conectivo ubicado en la dermis y en el tejido graso subcutáneo, contiene fibras de colágeno y fibras elásticas, la aplicación de ultrasonido fortalecen y  vuelven más firmes estas fibras, y a su vez, estimula la síntesis de colágeno, mejorando la apariencia de la piel.

La cavitación se realiza en personas sanas, sin problemas hepáticos o renales específicamente, que quieran mejorar el semblante de su cuerpo sin tener que acudir a la cirugía o al gimnasio. Permite realizar tratamientos de depósitos grasos localizados y de celulitis con gran seguridad, comodidad y eficacia. Es un tratamiento apropiado para abdomen, caderas, cartucheras, cara interna y posterior de muslos y brazos. No necesita tiempo de reposo, tan solo se recomienda antes y después del tratamiento mucha hidratación. Es conveniente realizar técnicas de masaje o presoterapia para una mejor movilización de drenaje linfático y optima eliminación del contenido graso que queda en el espacio extracelular.

Los resultados son  progresivos, sin embargo se logra una eliminación permanente de los cúmulos de adipocitos. Se pueden llegar a eliminar entre 1 a 2 centímetros por sesión dependiendo del cuerpo de cada persona y actividades de la vida diaria que realice. El número óptimo de sesiones es entre 8 a 12 sesiones realizadas cada semana o con una separación de 72 horas entre cada sesión, sin embargo también se pueden realizar menos sesiones dependiendo de lo que el cuerpo del cliente necesite. Debe existir por lo menos una adiposidad de unos 2 a 3 cm de contorno, el pliegue no debe ser inferior a 2 centímetros para su aplicación.

Bibliografía
Bellido, J. R. (08 de 11 de 2012). efisioterapia. Recuperado el 30 de 11 de 2017, de Cavitación ultrasónica aplicada en adiposidades localizadas. Efectos fisiológicos: https://www.efisioterapia.net/articulos/cavitacion-ultrasonica-efectos-fisiologicos

bodyhealthgroup. (02 de enero de 2014). bodyhealthgroup. Recuperado el 02 de 12 de 2017, de Adiposidad localizada: ¿Qué es más efectivo, radiofrecuencia o ultracavitación?: http://www.bodyhealthgroup.com/?p=1013

Estética, G. (20 de diciembre de 2010). guia-estetica. Recuperado el 03 de 12 de 2017, de Ultracavitación: historia y concepto.: http://www.guia-estetica.com.ar/medicina-estetica/ultracavitacion/

Estética, G. (02 de junio de 2010). guia-estetica. Recuperado el 02 de 12 de 2017, de ULTRACAVITACIÓN – Liposucción sin agujas: http://www.guia-estetica.com.ar/estetica-integral/ultracavitacion-liposuccion-sin-agujas/

Rubio, S. G. (29 de marzo de 2012). marie-claire. Recuperado el 03 de 12 de 2017, de ¿Qué es la ultracavitación?: https://www.marie-claire.es/belleza/cuerpo/articulo/que-es-la-ultracavitacion

Deja un comentario